domingo, 14 de septiembre de 2008

Más que música


Arafo es conocido por sus escuelas municipales de música, pero ahora también la afición por la interpretación se ha extendido entre los jóvenes de la Villa.

AIRAN CASAS / ARAFO La escuela municipal José Manuel Cervino les ofrece una alternativa cultural. Las luces del Auditorio de Arafo brillan hoy con fuerza y esta vez no provienen de los focos. Un grupo de jóvenes está ensayando para el homenaje al actor canario José Manuel Cervino, que se celebró el sábado. El acto representó el bautizo oficial de la escuela municipal de cine e interpretación del municipio. El nombre de la escuela llega tras un intenso año de actividad cultural, de la que unos treinta alumnos del Valle han formado parte activa.Los talleres nacieron por la necesidad de retomar la actividad teatral en el municipio. Daniel, profesor del módulo de interpretación adulta, relata cómo se materializó el proyecto: "Hace un año empezamos a buscarnos la vida, y convocamos reuniones con concejales a los que les presentamos el proyecto de un curso de cine. Les encantó, pero solamente Arafo respondió. La condición que puso el concejal de Cultura fue que, además, querían reabrir la escuela de teatro".La escuela imparte tres módulos: interpretación infantil, cuya profesora es Goretti; el mismo módulo para adultos, con Daniel a su cargo, y Adrián imparte dirección y realización cinematográfica. En este último, se preparan varios trabajos de publicidad y cine a lo largo del curso, así como ejercicios de escritura de guiones, preparación de storyboard y el rodaje de un cortometraje. Los alumnos matriculados, según indica Adrián, no sólo tienen ganas de pasar un buen rato, sino que además, quieren dedicarse profesionalmente al cine. Daniel añade que también muestran gran interés por la cultura y por la creatividad. Aparte del valor artístico, el teatro les sirve de gran provecho en su día a día. "Les ayuda a confiar en sí mismos, a conocerse". Además, añade que "todos tenemos limitaciones en la vida, y el teatro ayuda a superar esas barreras".Para los monitores, la escuela también aporta algo significativo en sus vidas. "Uno también aprende de los niños, sobre todo a tener mucha paciencia", indica Goretti. Para ellos, además, es un orgullo haber conseguido llevar a Arafo un poco de su talento. "Con nuestra edad, tener la oportunidad de gestionar una escuela, de haberle dado vida desde el principio e ir superando las metas es un regalo enorme, y es consecuencia de esa cosa mágica que tiene este mundo, que te dice que si trabajas duro y te esfuerzas llegarás a algo".En cuanto a los medios de los que disponen en la escuela, los profesores indican que están satisfechos. Arafo cuenta con tres teatros donde actuar, y además, usan la casa de la juventud para ensayar. "Lo único que echamos en falta es un poco más de tiempo para enseñar más cosas", comenta Adrián.Para el próximo curso, que comienza en octubre, la escuela tiene nuevos y jugosos proyectos. El taller de edición participará en un certamen de cortos en Adra, y para los grupos de interpretación habrá varias masterclass impartidas por profesionales del mundo audiovisual. Los que quieran inscribirse, sean de Arafo o no, pueden acudir al Ayuntamiento y vivir así el placer que sienten las estrellas del celuloide.

www.laopinion.es/secciones/noticia.jsp?pRef=2008072800_1_161709__Portada-Tenerife-musica