viernes, 9 de enero de 2009

FICHA 01: EL CÓDIGO HAYS

El código Hays fue un código de producción cinematográfico, que determinaba con una serie de reglas restrictivas, qué se podía ver en pantalla y qué no, en las producciones norteamericanas. Creado por la asociación de productores cinematográficos de
Estados Unidos (MPAA) describía lo que era considerado moralmente aceptable. Fue escrito por uno de los líderes del Partido Republicano de la época, Will H. Hays, uno de los principales del MPAA, y se hizo popular bajo su apellido. Se aplicó desde 1934 hasta que se abandonó en 1967, para dar lugar al nuevo sistema MPAA film rating system.


El código constituyó un sistema de censura, se prohibía la exhibición en Estados Unidos de la mayoría de las películas europeas o independientes, que a menudo violaban el modo de Hollywood.


LAS PROHIBICIONES DEL CÓDIGO

El código enumeraba tres "principios generales":

No se autorizará ningún film que pueda rebajar el nivel moral de los espectadores. Nunca se conducirá al espectador a tomar partido por el crimen, el mal, o el pecado.


Los géneros de vida descritos en el film serán correctos, tenida cuenta de las exigencias particulares del drama y del espectáculo.


La ley, natural o humana, no será ridiculizada y la simpatía del auditorio no irá, hacia aquellos que la violentan.


Especificaba las restricciones como aplicaciones particulares de los tres principios anteriores.

Por ejemplo:

La técnica asesinato deberá ser presentada de manera de no suscitar la imitación. No se mostrarán los detalles de los asesinatos brutales. La venganza, en nuestros días, no será justificada. Los métodos de los criminales no deberán ser presentados con precisión.


El tráfico clandestino de drogas y usó de éstas no serán mostrados, en ningún film. Fuera de las exigencias propias de la trama y de la pintura de los personajes, no se dará lugar al alcohol en la vida norteamericana.


El carácter sagrado de la institución del matrimonio y del hogar será mantenido. Los films no dejarán suponer que formas groseras de relación sexual son cosa frecuente o reconocida. El adulterio y todo comportamiento sexual ilícito, a veces, necesarios para la intriga, no deben ser objeto de una demostración demasiado precisa, ni ser justificados o presentados, bajo un aspecto atractivo.


Las escenas de pasión no deben ser introducidas en la trama salvo que sean indispensables. No sé mostrarán besos ni abrazos de una lascividad excesiva, de poses o gestos sugestivos.


Las blasfemias intencionales y todo propósito irreverente o vulgar, están prohibidas bajo todas sus formas. El personaje de Cristo debe ser tratado con respeto. Cristo no es tema para una comedia. Iguales reglas regirán en lo que atañe a la Santa Virgen.


Las exhibiciones están prohibidas. El ombligo también.
Los vestuarios de la danza que permitan exhibiciones inconvenientes y movimientos indecentes durante la danza, están prohibidos. Las danzas que sugieran o representen actos sexuales o pasionales indecentes están prohibidas.


Más información: http://www.ovejaselectricas.es/?p=1183